2 junio 2020
Line

Blog: Vuelta a las oficinas tras el Covid.

Tras más de dos meses de confinamiento, poco a poco las empresas están re-abriendo las puertas de las oficinas a sus empleados.  Todos ya tenemos claro que el cambio que ha causado Covid-19 es enorme y ahora nos tenemos que adaptar a la nueva normalidad. El kit de protección recomendado para enfrentarnos al mundo fuera de nuestras casas (i.e. guantes, mascarillas y gel antiséptico) ya forman parte de nuestro día a día. Pero lo cierto es que la protección va más allá.

Las empresas están preparando la reincorporación al trabajo adaptando las oficinas  una vez se levante el estado de alarma,  garantizando la seguridad y la salud de los empleados. 

A continuación veremos cuáles son las medidas esenciales para evitar al máximo el contagio en el puesto de trabajo.

Distancia de 2 metros

Para evitar al máximo el contagio se recomienda mantener una distancia entre los empleados  de 2 metros. Esto va a suponer que la capacidad de uso del espacio se reduce a la mitad, lo que a su vez obligará a las empresas a gestionar los equipos por turnos de rotación en el caso de que sea imposible el teletrabajo. La distancia de seguridad no sólo se tiene que cumplir dentro de las oficinas sino también en el edificio y zonas comunes: pasillos,  ascensores,  puertas de entrada y salida etc.

Purificación del aire y desinfección

Se sabe que las gotas pequeñas del virus pueden estar en el aire hasta 3 horas, por lo tanto  el espacio bien ventilado va a ser clave para una buena calidad del aire y para combatir el virus. 

La limpieza y desinfección es otro aspecto esencial. El coronavirus se mantiene vivo durante  más de 72 horas en el plástico, material que más se usa en las oficinas. Por esta razón las empresas deben priorizar más las tareas de limpieza y desinfección de sus oficinas.

Teletrabajo

Dadas las circunstancias, las empresas  que puedan teletrabajar deberían ofrecer a sus empleados esta opción ya que esto facilitará mucho en esta fase de la pandemia la vida de aquellas personas que tienen hijos, ya que las guarderías/colegios de momento se mantienen cerrados. También quienes viven con personas mayores en casa. A todo esto algunas empresas  apoyan a sus empleados a adaptar su espacio de trabajo en casa. El empleado puede contar con una silla de trabajo adecuada, una pantalla adecuada etc. En este aspecto se abre una nueva relación de acuerdos entre la empresa y el empleado.   

El concepto ¨Smart Office¨

Parece ser que con la situación a la que nos estamos enfrentando, los edificios de oficinas cada vez van a ser más inteligentes. Las empresas empiezan a usar la tecnología contactless que ayudará a evitar al máximo el contacto con diferentes objetos. Apertura de puertas mediante reconocimiento facial o cámaras en los accesos a la oficina para medir la temperatura corporal, empezarán a ser algo normal en el futuro próximo en muchos países. 

De esta manera y siguiendo estas medidas, adaptarse a la “nueva normalidad” va a ser mucho más segura e inteligente, poniendo la tecnología al servicio de las empresas para, juntándose al esfuerzo de todos, ayudar a combatir el COVID-19.

Y ahora que sabemos que nuestras vidas ya no volverán a la normalidad de antes, muchas empresas, además de tomar todas las preauciones posibles para la vuelta al trabajo en las oficinas, seguirán implementando acciones online para evitar las propagación del virus. Eso significa que:

  • Las empresas están invirtiendo en herramientas tecnologías que les permita hacer tareas diarias online y en el cloud evitando así mismo el manejo de documentos físicos. 
  • Las acciones de Marketing online nunca han tenido tanto impacto para las empresas y negocios ya que permite llegar a mucha más gente por una inversión menor.
  • Las conferencias online llamadas “webinars” han sido para muchas empresas unas alternativas en mantener una comunicación entre el equipo de trabajo y con los clientes. Las empresas tienen muy claro que hasta que el virus no este controlado, estás herramientas de tecnología que fomentan la comunicación se han vuelto necesarias.

Un punto importante que resaltar, es que se ha observado que las empresas digitalizadas han sufrido un menor impacto durante la crisis del covid ya que ya estaban adaptabas para atravesar estás complicadas semanas. Pues si, parece ser que la digitalización ya no es el futuro de los despachos profesionales sino que ya es un presente. 

Empresarios y Asesores modernos eligen Yuki

Ponte en contacto

¡Únete al cambio!

Contabilidad fácil y moderna, desde dónde quieras y 100% online.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
© 2020 The Yuki Company